Una vez terminado el periodo de crianza en barrica,  se catan todas las barricas, una a una, para confirmar su calidad y una vez superada esta prueba se procede a realizar la mezcla final.

    Posteriormente, el vino se embotella. Pero, para conseguir que el vino alcance su momento óptimo de consumo, se mantienen las botellas durmiendo en una nave climatizada hasta que se produce su salida al mercado.
Carretera BU-122 km 1.5 - 09300 - Roa de Duero - Burgos - 947 56 11 39 - info@lopezcristobal.com